¡ENVIOS GRATIS A PARTIR DE €45!

Consejos masculinos para un afeitado rápido:

Muchas veces damos por hecho que la forma de afeitarnos es la correcta y como es la que habitualmente hemos utilizado siempre, pues no hay otra forma mejor de hacerlo.

O ¿Quizá sí?

En 5th Avenue, te vamos a ofrecer un “método” para que garantices que la forma de afeitarte es la mejor, independientemente de los productos que utilices que lógicamente tendrán también mucho que ver en el resultado final.

Pero lo que hoy te queremos enseñar es cómo garantizar con los productos que tienes la mejor forma de conseguir un apurado perfecto para aguantar gran parte del día con una cara libre de pelos y que no pique al pasar la mano.

Para conseguir el mejor apurado y posteriormente una buena hidratación lógicamente hay que utilizar los productos adecuados a tu tipo de piel y momento del día y como hemos comentado, vamos a proceder a realizar un afeitado rápido rutinario con el objetivo de quedar de la mejor forma en el menor tiempo posible:

Entendiendo que es un procedimiento diario, tendrías que aplicar lo que te indicamos, pero si tu estado es que tienes una barba ya de varios días, semanas o meses, lo importante es vaciarla bien con una máquina eléctrica. A partir de ahí te aconsejamos la manual de varias hojas (mínimo 4) para conseguir el resultado perfecto:

1.- Es muy necesario limpiar la cara y abrir los poros faciales ( aplicar agua caliente –no tibia- frotando toda la cara y dejando que la piel alcance una temperatura adecuada debida al calor dejando transcurrir unos 5-6 segundos después de haber aplicado dicho elemento).

2.- Aplicar una dosis de gel o espuma de afeitar frotando con las manos toda la superficie a rasurar, sin dejar mucha cantidad ni poca. Más bien una capa intermedia del producto.

3.- En dirección de arriba hacia abajo, pasar la cuchilla de afeitar (Aquí es muy importante la calidad y marca de la misma), despacio pero de forma uniforme, pasando desde una zona de la cara hasta la otra cumpliendo la primera fase de dicho afeitado.

Una vez, hemos hecho este procedimiento vamos a repetirlo, pero esta vez aplicando un pequeño cambio:

4.- Volvemos a limpiar la cara, pero esta vez, dejaremos que simplemente el agua caliente esté de nuevo esos 5-6 segundos en toda la zona a tratar.

5.- Aplicamos de nuevo la segunda dosis de gel o espuma igual que la anterior vez.

6.- Comenzamos a volver a pasar la cuchilla de afeitar –limpia de espuma o pelos de la anterior fase- pero ésta vez, de forma lenta aplicamos con ella la dirección  de abajo hacia arriba, a ser posible presionando con una mano justo la zona que con la otra pasaremos la cuchilla, consiguiendo dos efectos simultáneos, que el pelo se levante más de la superficie de la piel y automáticamente quede sesgado por las hojas del acero más afilado. Hay que tener en cuenta las zonas más delicadas y que son las que tienen curvas (barbilla y cuello), que procederemos a ir más despacio y sin prisas, como también la zona donde acaba la barba y empieza el cabello (Generalmente lo que se conoce como patillas), en las que debemos primero marcar cómo voy a hacerlas y posteriormente pasar la cuchilla con la mayor de las precisiones).

7.- Como últimos pasos, una vez hemos terminado de afeitar, conviene aplicarse en la cara agua más bien fría con el objetivo de cerrar los poros y posteriormente aplicarse una buena loción, bálsamo o crema After Shave, que ayudará a cicatrizar aquellos micro cortes invisibles a ojo natural, pero que ese acero ha dejado marcado en tu piel a nivel casi microscópico. Consiguiendo también proteger tu piel renovada de los agentes externos.

 

¡Ya verás como a partir de ese momento lo verás de una forma distinta! Y si ya utilizabas ese método, darte la enhorabuena porque lo has hecho fenomenal.

Te deseamos un feliz y rápido afeitado.

¡Está usted usando un navegador desfasado!

Hemos detectado que está usando Internet Explorer en su ordenador para navegar en esta web. Internet Explorer es un antiguo navegador que no es compatible con nuestra página web y Microsoft aconseja dejar de usarlo ya que presenta diversas vulnerabilidades. Para el uso adecuado de esta web tiene que usar alguno de los navegadores seguros y que se siguen actualizando a día de hoy como por ejemplo: