¡ENVIOS GRATIS A PARTIR DE €45!

Recorrido del perfume a lo largo de los milenios: IV

El devenir de la historia en todo aquello que hoy tenemos y podemos disfrutar en algunos casos es un paso corto en épocas recientemente cercanas como en la tecnología eléctrica, comunicaciones online, desarrollo de las vacunas y cirugía plástica por poner algunos ejemplos. Pero muchos objetos cotidianos que nos rodean llevan milenios trazando una línea de altibajos hasta convertirse en lo que hoy representan. Seguimos en nuestra sección de la historia del perfume a lo largo de los milenios adentrándonos en una época mal llamada oscura y de retroceso, que denominamos LA EDAD MEDIA.

Debemos apuntar que se venía trabajando desde la antigua Mesopotamia y Egipto, el concepto de esencias y aromas para perfumarse no como hoy entendemos esta tarea sino como más bien ofrendas a posibles dioses, e incluso a su utilización en época más tardía como la Griega y Romana, después del aseo personal, llegando en casos célebres de gobernantes a estar extremamente impregnados de esas esencias elaboradas metódicamente por los “unguentarii” romanos.

Y precisamente hablando de Roma, la decadencia a finales del siglo V de nuestra era del imperio, sumió a prácticamente toda la Europa dominada por este pueblo a unos desordenes y descentralización, luchas por territorios (Batallas de Carlomagno, Musulmanes en Hispania y sur de Francia, Bizancio, Vándalos, Godos, Visigodos, etc…) en la época quizá más convulsa de los últimos 2.000 años, pero sin quererlo asumiendo el mestizaje precisamente que hizo que en este periodo se confeccionara lo que en un futuro sería la Europa Moderna. Tenía que llegar el toque árabe de ciencia y de alambiques para destilar las materias primas, los viajes a las Indias y China (Ruta de Marco Polo), para poder traer productos nunca vistos, tenía que haber una fusión de culturas y reinos, durante el periodo de las Cruzadas, en las que se importaron conocimientos traídos de remotos lugares como Chipre (aguas de olor), quemadores de este precioso rincón, e infinidad de productos que poco a poco sentarían las bases en el siglo XII y posteriores de lo que sería el oficio alquímico del perfumista, inaugurado por el Rey Felipe II de Francia donde reconoce la gran labor y profesión y formando las escuelas donde pasarían a comenzar aprendices su formación, de los que muy pocos se convertirían en maestros.  

Sin duda alguna, hay más relatos de este periodo maravilloso para el oficio, como la primera receta de un perfume con alcohol  mandado a producir por una reina. Isabel de Hungría en 1370, que sentaría también junto a lo anterior las bases de cómo preparar con alcohol la más diversidad de esencias y perfumes. En su caso concreto destacaríamos el “Agua de Hungría” haciendo honor al país de origen.

Sería la poderosa Francia del final del Medievo, la que lideraría con apoyo de la realeza, la creación de grandes perfumistas y el comercio con los distintos países, que posteriormente adoptaron a este producto las cualidades que hoy tiene de cambiar estados de ánimo y vida.

¡Está usted usando un navegador desfasado!

Hemos detectado que está usando Internet Explorer en su ordenador para navegar en esta web. Internet Explorer es un antiguo navegador que no es compatible con nuestra página web y Microsoft aconseja dejar de usarlo ya que presenta diversas vulnerabilidades. Para el uso adecuado de esta web tiene que usar alguno de los navegadores seguros y que se siguen actualizando a día de hoy como por ejemplo: