ENVIOS GRATIS A PARTIR DE 45€

El recorrido del perfume a través de los milenios: VII.

En nuestros anteriores capítulos hablábamos de cómo fue desarrollándose la invención del perfume pasando de simples esencias puras como fueron las egipcias e incluso babilónicas trabajando la maceración y mezcla de esencias primordiales a la importación a través del comercio que daba sus primeros resultados trayendo materiales desde el lejano oriente para constituir las bases de lo que griegos, romanos, venecianos y posteriormente europeos del renacimiento fueron consiguiendo, demarcando un lugar de arranque para esta nueva etapa que juntó a los grandes iniciadores, sentando las bases en la ciudad francesa de Grasse,  de lo que hoy conocemos como el perfume actual.

A mediados del siglo XIX se crea una corriente francesa, un movimiento denominado “Art Nouveau”, después de la gran revolución que marcaría un antes y un después en todo tipo de artes creativas como la pintura, arquitectura, escenificaciones e ilustraciones en la Francia de dicha época, lugar donde un joven aprendiz de farmacia que a posteriori, pasaría a ser empresario y posteriormente político, tras su paso por estudiar en Grasse, al sur del país y cuna de los perfumistas, crea su propio laboratorio en la capital francesa para lanzar su primer perfume, que repartía con sus más allegados antes de desarrollar su primera creación oficial; “Chypre”. Hablamos de François Coty.

Por esas fechas también un empresario llamado Pierre-François Guerlain creaba una compañía que destacaría por ser una de las más famosas de todos los tiempos. Ya en esa época se estaba fraguando el gran salto al público general, siendo los franceses los que elevarían al estatus de producto de primera necesidad para la imagen y belleza personal.

Como estamos indicando es una época de gran expansión y un tanto “alocada” respecto a la creación, en la que en ese lugar de Europa se juntan grandes creadores y fabricantes para desarrollar el concepto de moda prêt a porter y el acceso al gran público no se hace de esperar. Aparecen Coco Chanel, con sus diseños de moda que son aprovechados por Ernest Beaux, para fabricar un perfume legendario: Chanel Nº5, cuya imagen asociada a una actriz de Hollywood marcó un antes y un después. Hablamos de Marilyn Monroe.

En los siguientes años 30, florecen las fragancias llamadas “cuero” en las que Cristian Dior une definitivamente la alta costura con el perfume. En las dos siguientes décadas aparecen Poiret, Worth, Lanvin, Nina Ricci, con Patou (El más caro de todos los perfumes). Aparecen para un público más popular las “Eau de toilette”, en las que esas marcas y otras del nuevo continente desarrollan una industria que perdura hasta el día de hoy. Se potencian en este periodo los perfumes suaves, frescos, masculinos, con lavanda, vetiver para los hombres, florales y afrutadas para la mujer en la que conforme se van incorporando con el paso de este periodo de tiempo tan corto, esencias como la vainilla, caramelo,  sándalo, etc creando la gran gama de productos que han dado paso a las grandes marcas y artículos que hoy tenemos en el mercado, con perfumes marinos, acuáticos, vegetales y naturales. Se ha roto definitivamente en los albores del siglo XXI la barrera del género y con ello el alcance a cualquier persona de la fragancia más propicia para cada una de las personas.

Hay muchos nombres importantes, grandes creadores, firmas con el trabajo más científico a la hora de mesturar cada una de las materias primas y aceites/esencias. Pero todas desembocan en el concepto actual de un producto, que tiene miles de años de historia hasta nuestros días y que hemos querido desarrollar en nuestro blog de 5th Avenue/  5th.es.

 

Seguramente volveremos a desarrollar algún episodio más sobre esta inquietante breve historia que hemos querido contarle, y seguro que como historia que es, se nos habrán quedado en el “tintero” demasiados matices y personajes influyentes, pero lo importante de verdad es que gracias a todas esas personas que durante tantos siglos trabajaron intensamente, estudiaron, investigaron, destilaron y aplicaron todos los conceptos de la antigua alquimia, como hoy los de la química, hemos tenido un resultado tan favorable en el que hoy no percibimos nuestro día a día sin esa fragancia personal que aplicamos en cada momento especial y rutinario.

 

En 5th Avenue,  a hora de seleccionar cada marca y cada fragancia queremos que piense durante un instante, que Vd. no está cogiendo un producto y ya está. Vd. está llevándose una historia, un pedazo del tiempo que ha sido necesario para conseguir darle un toque muy personal a su imagen, la de sus personas más allegadas e incluso para sus momentos de intimidad personal en la que no se trata de un producto más. Trata más bien de una sensación y experiencia que ha elegido para su bienestar y el reconocimiento de los demás como entidad única. Deseamos que disfrute cada vez que aplique en su cuello, muñecas, ropa o cualquier otra parte de sí mismo, pensando que lo que está haciendo es el resultado de más de 5000 años de historia.

¡Está usted usando un navegador desfasado!

Hemos detectado que está usando Internet Explorer en su ordenador para navegar en esta web. Internet Explorer es un antiguo navegador que no es compatible con nuestra página web y Microsoft aconseja dejar de usarlo ya que presenta diversas vulnerabilidades. Para el uso adecuado de esta web tiene que usar alguno de los navegadores seguros y que se siguen actualizando a día de hoy como por ejemplo: